L.

L.

jueves, 24 de julio de 2014

Irreparable.

De nuevo me sentí helado por la sensación de lo irreparable. Y comprendí que no soportaría la idea de no oír nunca más su risa. Eres para mí como una fuente en el desierto..