L.

L.

sábado, 30 de abril de 2011

Mira, yo lo tengo muy claro. No voy a intentar convencerte de nada, pero verás, solo dame un minuto. Piensa en como eran las cosas antes de todo esto, piénsalo, recuérdalo. Compara las situaciones, la situación de ahora con la de antes, y piensa como te gusta más. Imagínate que las cosas son como antes, que no hay problemas, no hay nada de lo que ha pasado ahí, al acecho. No quiero estar contigo, no quiero, pero quiero que seas mi amigo, mi compañero. No pienso ponerme guapa solo para ti cuando sé que voy a verte, solo quiero demostrarte que si me das 2 horas que no necesites, un tiempo desaprovechado, una tarde sin nada que hacer, querrás pasar el resto de tu vida conmigo, te lo prometo. Piénsalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario