L.

L.

martes, 10 de mayo de 2011

¿A qué esperas? ¿A que pase el tiempo? ¿A que no vuelva a dirigirte la palabra por rencor? ¿Si? ¿Es eso? ¿Entonces? No lo entiendo. ¿Quieres que te abrace? Yo sí, si tú lo quieres..Ven y pídemelo, aunque lo dudo. ¿Me echas de menos? ¿No? Vaya! Yo si. ¿Estás feliz? ¿Si? ¿Crees que me alegro por ti? ¿Debería de hacerlo? ¿Enerio? Bueno, yo creo que también, dicen que eso de ver feliz a la persona que quieres es suficiente. ¿Pero para ti lo es? ¿Sabes lo duro que es ver a la persona que te gusta detrás de otra? ¿Sabes que lo he perdido todo contigo? ¿Se te había pasado por la cabeza? ¿Te lo habías imaginado? ¿Lo suponías, o lo sabías? ¿No? Deberías, no me quedan más indirectas. ¿Confías en mi? ¿Alguna vez lo has echo? Yo si confío en ti, tienes esa positvidad que un día te tocó en una etiqueta de un juego, y la querría para mi. ¿Me la das? A mi esque se me fué toda cuando te perdí. ¿Te haces a la idea de todo lo que me tendrías que contestar? ¿Sí, verdad? ¿Me vas a contestar? No..sé que no. ¿Te digo un secreto? Me la suda si me contestas a todo esto, me la sopla a que esperas, sinceramente..Y me la refanfinfla detrás de quien vayas. Si tú me dices te quiero, me quedaré callada a tu lado el tiempo que me pidas. ¿Lo sabías? Pues ya lo sabes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario