L.

L.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Ríete. Ríete. Siempre. Aunque tengas ganas de llorar. Aunque tengas miedo. Aunque la impotencia te invada. Aunque te agobies. Aunque intenten joderte la vida los gilipollas de turno. Aunque lo veas todo oscuro. Ríete. Todo es más fácil con risas. Al fin y al cabo, es para lo que has nacido. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario