L.

L.

lunes, 2 de mayo de 2011

Volvió a pasar.

Las cosas han llegado a un punto que no me imaginaba que llegaría. La impotencia de no darte un abrazo aumenta por momentos, y las ganas de sonreír si no estás a mi lado, disminuyen por milésimas. Me dije, repetí, y prometí que no volvería a caer en algo así, que ya había pasado por suficientes cosas, como para que todo esto del 'amor' me volviera a pasar de nuevo. Pero entonces llegaste tú, sin avisar, repentinamente, sin pedir permiso..Llegaste con tu sonrisa, dándome ganas de vivir cada vez más. Y ahora..Las cosas han cambiado, lose, y me duele, créeme, que lo único que quiero es que te des cuenta de ello, que lo que me hace sonreír es tu felicidad..No quise enamorarme, pero tú estás por encima, porque alteras mis sentidos, porque cuando mi cabeza dice que pase de ti, mi corazón no deja de gritar que no, que te quiero, que lo asuma, que lo acepte. Y lo acepto, no me queda de otra. Te quiero, te lo podría expresar de mil maneras, explicar con mil palabras, pero  la más sencilla es decírtelo una vez más. Te quiero. Te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario