L.

L.

miércoles, 22 de junio de 2011

Creo, y solo creo, que las cosas pasan porque tienen que pasar. Siempre me he dicho que la culpa de mis errores y de todo lo que me pasa la tengo yo. Pero ahora sé que no, que la vida es así y ni yo ni nadie podemos hacer nada para cambiarla. Si algo que tiene que ser va a ser, aunque desconozcamos la causa por la que suceda. Aprovecha el momento. Carpe diem.

No hay comentarios:

Publicar un comentario