L.

L.

domingo, 12 de junio de 2011

A la mayoría de la gente se le da bien echar de menos. Acordarse de los buenos momentos y lamentarse de los malos está entre nuestras aficiones. Bueno, para mi, estaba. Aprendí a pasar páginas, ¿sabéis? Aprendí que..Los malos tragos, los momentos amargos, siempre estarán presentes. Pero siempre serán compensados por algo mejor, mucho mejor. Por eso hay que mantenerse fuerte, crecer como persona y sonreir con ganas. Siempre con ganas. Con muchísimas ganas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario