L.

L.

sábado, 30 de julio de 2011

Tengo un límite, y el mío ha llegado en este momento. Después de 684 dias, 16416 horas, 984960 minutos, y 59097600 segundos conociéndote, te mando a tomar por culo. Pero con cariño, porque todavía te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario