L.

L.

lunes, 15 de agosto de 2011

-¿Cuándo te diste cuenta de que habías empezado a verle de manera especial?
-Hace tiempo, bastante tiempo. Me dí cuenta cuando un día de invierno, que hacía mucho frío, me senté en el suelo llorando desconsoladamente por alguien que no merecía la pena..Y él se sentó a mi lado. Me prometió que cada vez que yo llorara, lo haría el también
-¿Lo hizo?
-No..Gracias a él no volví a llorar. Me demostró que me quería y por primera vez supe que era de verdad. 
-¿Y ahora?
-¿Y ahora qué?
-¿Dónde está?
-No sé donde, pero sin se con quien. Pasó el tiempo y él se olvidó de sus promesas. Yo lloré de nuevo y él no lloró conmigo, ni siquiera se preocupó si lo hacía o no. He aprendido algo de todo esto..Y es, nunca confíes en un tío
-¿Aún le quieres?
-Digamos que..todo lo que le quise, no sé donde ponerlo. Y mientras tanto..seguiré queriéndole. Y seguirá doliendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario