L.

L.

miércoles, 31 de agosto de 2011

El motivo de una decepción se debe a que esperamos más de alguien que no nos dá nada, pero por el que nosotros daríamos mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario