L.

L.

miércoles, 24 de agosto de 2011

¡Que te vaya bonito!

Me siento bien, ya sabes como. Como cuando abres la ventana en un día de calor y te entra el aire fresquito. Así de bien, porque ya no hablo contigo, así ya no me puedes mentir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario