L.

L.

domingo, 4 de septiembre de 2011

No me vale valerme de diez mil excusas, cuando definitivamente sé que ahora te vas.

Hace tiempo te pedí que siguieras tu camino, que yo seguiría el mío. Y ahora te vas, un año después, lejos. Me trago mis palabras, yo en realidad quería que siguieras tu camino a mi lado. Pero me he dado cuenta tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario