L.

L.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Y parece que fué ayer..

¡Hola Septiembre! Gracias por recordarme que el verano se acaba..Aunque por un lado lo prefiero. Cuando hace 3 meses pensaba en el verano creía que iba a ser mejor que ningún verano, que pasaría tiempo con gente que no he pasado nunca y que los mil y un planes que tenía los iba a cumplir. Pues no, no he cumplido más que 2 o 3, me atrevería a decir que 4, pero no más. Intento engañarme, pero..hace unos días me prometí ver las cosas como son, y no como quería que fueran. ¿El mejor verano de mi vida? Fué el pasado. Pocas veces lo he admitido, pero..así fué. Ellas..esas personas que ya no están a mi lado, que cada una hemos tirado por un camino diferente..Si, ellas..ellas me hicieron feliz durante todo todo el verano, no parábamos de hacer cosas, de hacer planes. Podíamos jugar al fútbol a las 3 de la noche en una calle, podíamos ver una película un domingo en casa de una y ponerlo todo perdido de palomitas, podíamos celebrar los mejores cumpleaños, podíamos hacernos mil fotos haciendo tonterías, o dar una vuelta sin sentido pero que..siempre hacíamos especial en nuestra compañía. 7, ni más ni menos..Y luego cuando llegaba al lugar donde estábamos siempre, cuando llegaba la noche y nos íbamos a la calle donde íbamos cuando no teníamos nada que hacer..Me esperaba lo mejor. Me esperaba él. Me sentía un poco vacía cuando llegaba y no lo veía..Pero cuando estaba de espaldas y escuchaba el sonido de una bicicleta..No me hacía falta girarme para saber que era él. Y entonces me abrazaba y..y yo temblaba, me ponía nerviosa..Me gustaba cuando me quitaba el ChupaChups de la boca para quedárselo él, me gustaba cuando me hacía de rabiar y después venía a mi para pedirme perdón..Lo que nunca se me olvidará fué cuando discutimos..Y sin esperármelo esa misma tarde apareció con una piruleta grande, me la dió y se fué..Y no pude evitar correr a abrazarle. Ese fué uno de los días más felices de mi vida, porque me dió la sensación de que lo iba a tener siempre a mi lado. Si, hablo de él..Hablo de alguien al que ahora no veo nunca..De alguien que se echó novia cuando empezó el instituto olvidándose de el verano..De alguien que..apenas sé de él, más que por fotos de tuenti..Pero que cuando me vé aún sale corriendo a abrazarme. Todavía guardo su teléfono, sus fotos y sus mensajes. Él hizo ese verano con un toque de magia, con esa magia que todas queremos. El día de Nochevieja, después de cenar y de las campanadas..Salí a la calle para dar una vuelta. Lo primero que me encontré al salir de casa fué a él. Llevaba meses sin verlo. Es irónico que fuera él el que me diera mi primer abrazo del año. Lo echo de menos, sobretodo ahora. El año pasado ni la lluvia que cae ahora me impedía que saliera a la calle, solo para verle, porque sabría que estaría ahí, donde nos conocimos. No he vuelto a ir a ese lugar desde hace meses. Prefiero no ir, aunque fuera como..un amor de verano, yo aún lo echo de menos, y me gustaría que todo fuese como antes..


''Los amores de verano terminan por todo tipo de razones, pero al fin y al cabo todos tienen algo en común. Son estrellas fugaces, un espectacular momento de luz celestial, una efímera luz de la eternidad..Y en un instante, se van..''

No hay comentarios:

Publicar un comentario