L.

L.

martes, 4 de octubre de 2011

El adiós más sincero del mundo.

Se acabó, fin, punto final, paso de página, cambio de libro. No quiero tener nada más que ver contigo. Estoy cansada, ahora enserio, estoy cansada de tus rebotes de niño de infantil, de primaria. Estoy cansada de tus bipolaridades. De tus inseguridades, inseguridades que pagas con los demás. Es ahora cuando ves que lo que te dije se va haciendo verdad. Que cada vez te quedas más solo. Porque cada vez la gente te conoce mejor. Porque hoy rompo mi promesa, la que he estado cumpliendo a pesar de cada mentira, de cada vez que has jugado conmigo sabiendo que terminaría haciendome daño. Porque ni si quiera te voy a dedicar más tiempo del que mereces. Aunque visto así, no te mereces nada. Tú por tu camino, yo por el mío. Como si nunca hubiéramos tenido nada. Como si nunca te hubiera querido. Que ahora soy yo la que no quiere hablarte. Y es que si te he visto, NO me acuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario