L.

L.

sábado, 22 de octubre de 2011

Fué mucho, pero no lo suficiente. 
Adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario