L.

L.

viernes, 14 de octubre de 2011

Nunca es tarde.

Quien no arriesga no gana, y si arriesgas puedes perder. Pero más vale un ''puedo volver a intentarlo'' que quedarse con la duda de lo que pudo ser y no fué. ¿Y si no fué? Pues no hay dos sin tres, y a la tercera, va la vencida. 
Ya llevamos dos, solo una vez más..

No hay comentarios:

Publicar un comentario