L.

L.

sábado, 19 de noviembre de 2011

No necesito escuchar a todas horas que me he equivocado, mi cabeza ya me lo repite sin necesidad de que nadie se lo recuerde. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario