L.

L.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Una vez más..

Entonces te das cuenta de que vives en una puta mentira, de que te has construido tu propio mundo solo para engañar a tu propio cerebro, para ser feliz delante de la gente y destruirte cuando estás sola. De que ya nada vale, que todo se ha perdido. Que no, que no lo intentes más, que no intentes engañar a tu cerebro, que quizá lo consigas, pero lo que nunca vas a conseguir va a ser engañar a tu corazón. Donde hubo fuego, quedan cenizas, pero hay cenizas, que ni un huracán podría alejar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario