L.

L.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Ticccccc-tac

He perdido amigos, he perdido gente, he perdido canciones que no he vuelto a escuchar, películas que no he vuelto a ver. He perdido todo tipo de objetos que te puedas imaginar, desde muelles de bolígrafos cuando los desmontaba, hasta dinero. He perdido jugando al parchís, o peor aún, he perdido jugando al Monopoly, no te haces una idea de cuántas veces. He perdido en apuestas, tontas, pero he perdido. He perdido el conocimiento en algunas ocasiones, cuando me he mareado, la mayoría de las veces porque no aguanto la sangre. He perdido la noción de los segundos cuando estaba con gente importante para mi. Pero lo que más, más me jode, es perder el tiempo. He perdido el tiempo contando días para verte, he perdido el tiempo llamándote por teléfono, he perdido el tiempo quedando contigo, y he perdido el tiempo cuando te ibas, y solo me quedaba oliendo mi sudadera, porque aún conservaba el olor de tu colonia. También he perdido el tiempo queriéndote, cuando escuchaba canciones que parecían escritas para ti y para mi, he perdido el tiempo viendo películas, porque parecía que los guionistas escribian para nosotros.  ¿Y sabes qué? Que se acabó, que ahora me toca recuperar todo el tiempo que perdí contigo. Que ahora voy a pensar primero en mi, segundo en mi, y tercero en mi. Que ya es hora que deje de buscar motivos, que ya no quiero enamorarme, y menos, si es de alguien como tú. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario