L.

L.

martes, 14 de febrero de 2012

Después de tantos, tantos años..

Una salvación momentánea. Unas palabras en el momento adecuado. Unas ganas de comerte, tremendas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario