L.

L.

sábado, 25 de febrero de 2012

Te lo prometo

''El miedo es como la familia, todo el mundo tiene uno'' He escuchado y leído esa frase millones de veces. Si, es cierto. Pero no todos tenemos los mismos. A no me dan miedo las alturas, ni las serpientes, ni las vacunas. Tampoco me dan miedo las tormentas, ni el fuego. Yo tengo otro tipo de miedos. Como entregarle las notas a mis padres cuando sé que no son precisamente buenas. Ese tipo de miedos que no puedes evitar. El miedo a perder a alguien. El miedo a que una mañana esa persona especial se despierte y no encuentre sentido a estar contigo. Mis miedos son esos. Tengo miedo de no encontrar su sonrisa entre la gente un día de diario a las 14:10 en la puerta de mi instituto. Tengo miedo de no volver a escucharle decir que me quiere. De no volver a abrazarle y a besarle. Tengo miedo de perderle. Eso es lo que me da miedo. Pero juro, juro que voy a hacer lo posible e imposible para que esto, sea lo que sea, dure. Por seguir queriendo ver tu cara antes que nada, cada mañana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario