L.

L.

sábado, 24 de marzo de 2012

Los cuentos de hadas no existen, pero que siempre habrá alguien capaz de hacerme sentir como una princesa

Puedo empezar esto de 14 maneras distintas. O mejor, de 20. O de 29. O de infinitas. Pero prefiero empezarlo con lo principal. Con que te quiero. Te quiero por encima de todo, te quiero cada día más, sin poder evitarlo. Te quiero cuando me picas para que me cabree. Te quiero incluso cuando te odio. No sabes lo difícil que es intentar estar enfadada contigo. Y más aún, cuando tu lo complicas con tu carita de niño bueno como si no hubieras hecho nada. En esos momentos te odio, te odio y te lo digo. Y te odio más todavía cuando me dices ''Me lo creeré cuando sea verdad''. A veces eres un impertinente, un imbécil y un niñato. Si fuera por la mayoría de mis amigas, te habrían matado. O eso, o me hubieran encerrado para que no te viera. Pero me niego a perderte porque te quiero en mi vida. Te quiero cada día. Te quiero cuando me dices ''princesa''. Te quiero cuando me besas y me agarras fuerte para que no me separe de ti. Te quiero cuando me muerdes. Te quiero todavía más cuando me dices que me quieres. Y es que esto sube y sube, y ya se me ha ido de las manos. Se me van de las manos las sonrisas que me salen cuando te veo parado delante de mi puerta. Ya es costumbre tener tu nombre entero escrito en mi mano. Es bonito escuchar esa canción y recordarte. Pero no por nada malo. Recordarte porque me haces feliz. No te voy a negar que a veces me sobra miedo. Me sobra miedo y ganas de no separarme de ti nunca por eso mismo, por el miedo. Pero voy a confiar en ti. Voy a confiar en ti como tú quieres que haga, y lo voy a hacer con los ojos cerrados. Sé que no es bueno hacer planes de futuro y menos cuando tú y yo estamos de lado a lado continuamente. Pero me encanta que me digas que nos vamos a casar y que vamos a tener un niño. Que viviremos los tres juntos en una casita, y que seguro que no te gustará la comida que yo te prepare porque solo sé hacer macarrones jajajajajajajajajaja. Ahora es el momento en el que debería de preguntarme que qué voy a hacer un día cuando tú me faltes, si es que me faltas. Pero prefiero pensar que esto no va a acabar. Aunque vaya con los ojos tapados y luego caiga de golpe. Prefiero caerme y haber disfrutado de todo el camino antes que no disfrutar pensando en el final. Me gustas mucho, te lo juro. Me gustas tú y tu forma de quitarme los enfados. Creo, es más afirmo, que cada vez me estoy enamorando más de un gilipollas. MI gilipollas. Y como alguna te quiera para ella, me la cargo jajajajaja
¿Qué iba diciendo? Ah si, que me gustas. Y te lo repito millones de veces, pero también me gusta tu colonia jajajajaja. Me gusta cuando estamos juntos y llega la hora de despedirnos. Me gustas tú, te lo repetiré una y mil veces. Me gustas. Me encantas. Y aunque odie que me toquen la barriga, haré una excepción si eres tú el que lo hace. Igual que haré una excepción para que me acaricies el ombligo, para que me beses el cuello, o para que me pellizques. Bueno, mil cosas más. Pero es que cuando se trata de ti no puedo parar de hablar. No se me agotan las palabras, bien lo saben algunos. Te quiero más que a nada y eres lo que más me hace feliz cada día. Quién me lo iba a decir..Aquel personaje al que no podía ni ver cuando lo conocí..Jajajaja. Me encanta recordarte que me caías FATAL y que te cabrees. ¿Te cuento un secreto? En mi vida, solo una vez creí que la magia existía, solo una vez, hace dos años. Cuando llegaste tú eso no cambió. Pero si cambió cuando me di cuenta de que vale la pena conocerte. De que a pesar de que seas un borde, y a veces un gran cabrón, eres un cielo de niño, mi cielo, mi vida. Y ahora no es que crea en la magia, es que se que existe. ¿Y sabes por qué lo sé? Porque cuando tú apareces, desaparece lo demás. Desaparecen los problemas. Si yo hubiera hecho caso a todas las veces que me han dicho que no me convenías, te aseguro que hoy, tú y yo, no estaríamos donde estamos. Ayer fue la última vez que me dijeron que no me convenías. ¿Y sabes que respondía? Que me daba igual porque te quiero. Que si otras luchan por ti, yo también se luchar. Y que ahora mismo voy a por todas. No me voy a despertar un día y ver que todo se a acabado. Porque yo pienso permanecer a tu lado. Pienso hacerlo cuando necesites reir. Cuando necesites llorar o cuando necesites algo de silencio. Ahora mismo existo porque tú existes. Sé que suena exagerado pero tú has hecho que llegue a esto. Voy a estar aquí cuando lo necesites y ya lo sabes. Que hace 6 meses supe que estabas hecho para mi y que cada vez me doy más cuenta de que es así. Aunque hayamos tenido nuestros más, nuestros menos. Aunque nos hayamos enfadado demasiado. Aunque algunos días quiera mandar a tomar por culo todo por mis gilipolleces de cría. Aunque tenga que ir yo sola contra el mundo para que se den cuenta de que te quiero. Si tengo que llorar, lloraré. Todo el mundo ve que lloro pero nadie ve las carcajadas que soy capaz de soltar cuando te tengo enfrente, o al lado. Porque yo, yo, he sido la que ha elegido quedarme contigo. Yo soy la que tiene la libertad de poder hacer lo que quiera, y me quedo a tu lado. Elijo tenerte, quererte y no soltarte hasta que el sol va desapareciendo.Sé que a veces me comporto como una niña caprichosa, que puedo tener los ojos demasiado cerrados como piensa más de uno ahora mismo. Que me ahorraría miles de días dolorosos y de miedo. Que podría olvidarme de ti si me lo propusiera. ¿Sabes que pasa? Que no quiero proponérmelo. Me niego a decir adiós a todo esto.Solo tú y yo sabemos lo que es esto. Solo tú y yo sabemos cómo jode tener que aguantar las ganas de comernos cuando hay gente alrededor. Yo sé mejor que nadie lo que siento y sé que no me equivoco. Que no pierdo el tiempo. Y que si lo pierdo, vale la pena hacerlo contigo. Así, aprendo. Aprendo a saber querer a una persona más que a mi misma. Aprendo a sonreir todo el tiempo. Aprendo que los cuentos de hadas no existen, pero que siempre habrá alguien capaz de hacerme sentir como una princesa. TE QUIERO, y sé que es algo que haré durante mucho tiempo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario