L.

L.

sábado, 21 de abril de 2012

I can't

No quiero ser la gilipollas que era hace apenas un mes, estoy tan cansada de todo esto..Nadie sabe como me siento, nadie, y nadie me entendería ahora mismo. Pero hablo de algo que ha acabado y que no puedo luchar por ello. Hablo también de ilusiones, de muchas ilusiones que en un minuto se quedaron por el suelo. También hablo de que debería odiar, debería odiar muchísimo y sin embargo sigo queriendo como hace 2 semanas. Hablo de pasar los días intentando ser indiferente mientras le echo de menos. Hablo de abrir mensajes y cerrarlos porque duele. Hablo de las dudas de llamarlo por teléfono. Hablo de que todo, o casi todo, me recuerda a él. Hablo de planes, de muchos planes que se han esfumado. Hablo de esperanzas, de tantas esperanzas que me resulta hasta surrealista. Hablo de que la gente me pregunta por él y yo ya no sé que contestar. Hablo de la raíz cuadrada de 841. Hablo de abrazos, de caricias, de besos, de sonrisas, de muerdos, de palabras bonitas, de tardes al abrir la puerta y ver su cara, de canciones, de parques, de papeles con su nombre, de fotos, de columpios, de promesas, de caídas, de risas, de sus manos, de su pelo, de mi manía de hacerle callar, de nuestros piques, de errores, de enfados, de reconciliaciones.. Hablo de momentos maravillosos. Momentos acabados. Hablo de nosotros. Hablo de algo que no puedo tener en mi cabeza ni un minuto más porque no lo soporto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario