L.

L.

viernes, 13 de abril de 2012

PD: Te quiero.

He intentado llevar esto hasta el extremo. Cada día, me he roto la cabeza pensando en como hacer para que te sintieras bien cada segundo. Pero hoy ya no. Hoy, empiezo a pensar por mi, a ver por mis ojos y no por los tuyos. Y no veas como duele. Lo acepto, este día iba a llegar, lo he sabido siempre. Pero nunca creí que iba a doler tantísimo. Te deseo que seas muy feliz, que llegues a querer tanto como te he querido yo a ti, porque te juro que es muy bonito querer así. Ojalá que alguien, sienta por ti todo lo que yo he sentido. Que ame cada centímetro de ti, de cabeza a pies. Incluso en tus peores días, porque ahí es cuando más se demuestra cuánto quieres a una persona. No tengo mucho más que decirte. Solo que te juro que cada vez que pase por esos parques, cuando salga a la puerta de mi casa y no sea a ti a quien vea esperándome, te recordaré. Y un último favor, recuérdame, aunque sea un poquito. Recuérdame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario