L.

L.

domingo, 13 de mayo de 2012

Llamar ''pequeño'' a la persona más grande que has conocido.

Si escuchas una canción e inconscientemente te vienen su nombre y su sonrisa a tu cabeza. Si cuando sabes que vas a verle cuentas las horas, los minutos, e incluso a veces los segundos. Si eres capaz de dibujar sus iniciales incluso en las paredes de tu instituto porque lo has recordado de repente. Si eres capaz de mirar sus fotos una y otra vez, sin cansarte, una a una, y después de tantas veces te sigue encantando mirarle. Si lo escuchas embobada cuando él habla de cualquier cosas. Si para ti, el lugar más seguro del mundo es un abrazo suyo. Si no ves sus defectos y te faltan horas para contar sus virtudes. Si eres capaz de luchar contra lo que venga por delante por una buena recompensa: Su sonrisa con la tuya. Si buscas mil excusas para quedarte a su lado, día, y si es posible, noche. Si serías capaz de esperar otro diluvio universal si al final de la espera, él apareciera. Si vas por la calle y buscas su carita entre todas las demás. Si cuando te toca, te acaricia y te besa, te sientes como en las nubes, o mucho más arriba. Si cuando estás en la cama antes de dormir, tus últimos pensamientos son momentos con él.  Y el sueño que tienes, también, perdona, pero te has enamorado

No hay comentarios:

Publicar un comentario