L.

L.

lunes, 2 de julio de 2012

Mi propio oxígeno

Mira, no sé donde estamos, no sé cómo hemos llegado aquí después de tanto tiempo y mucho menos sé a donde vamos. Pero créeme que eso ahora es lo de menos, lo único que quiero es no pensar, lo único que quiero es que tú permanezcas, no no, no te alejes, ni si quiera veintinueve centímetros, me haces falta aquí, por encima de todo. Confío en ti, lo sabes demás. Por favor, no me falles..

No hay comentarios:

Publicar un comentario