L.

L.

miércoles, 31 de octubre de 2012

LWWY

No me digas lo que quiero escuchar solo por agradarme que luego la ostia es peor. Que ya he aprendido que las brujas se dejaron las escobas en casa hace tiempo y que las zorras no van enseñando colmillo, enseñan tacones y bragas. El infinito es el conjunto de todos los números del mundo, no el amor por alguien. El reloj corre en nuestra contra, así que si de verdad te intereso lo más mínimo dímelo ahora, que mañana puede ser tarde. Que la palabra nunca al final siempre tiene excepciones, y que 'siempre' conlleva demasiado tiempo. Los caballos trotan, los coches corren y el tiempo vuela más rápido que cualquier avión. No me pidas que me tome en serio la vida, no saldré viva de ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario