L.

L.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Paainnnn

Y por muy bonito que sea todo, créeme que yo también lo he vivido. No he tenido mala suerte, ni buena. He tenido muchas ganas de permanecer al lado de alguien para siempre, que si, que yo también se lo que se siente cuando se te ilumina la cara al verle, cuando le abrazas y el mundo es un poco menos cabronazo, cuando sientes celos hasta de su almohada y cuando le quieres más que a tu propia vida. Yo tengo sentimientos, y a día de hoy puedo decir que los más bonitos del mundo, los que más se sienten, los que más  duelen. Y acabé como todos, acabé no hablando con esa persona, acabé tomando un camino distinto al suyo y acabé por el final. Porque si hay algo que he aprendido es que cuando tienes a esa persona contigo, existe la fuerza ultra poderosa que te hace creer que no os vais a separar, que todo va a ir a mejor. 'Te quiero más que ayer pero menos que mañana'. Hasta que un día eso se transforma y va al revés. No existen los amores eternos, si hay alguna frase con la que estoy de acuerdo es ''todo lo que empieza acaba, todo lo que sube, baja, y todo lo mejor es lo primero que se pierde''. No soy negativa, pero si te puedo decir que lo he pasado mal. Si tienes algo que quieres conservar para siempre, buena suerte. Pero créeme, ve con los ojos bien abiertos. Que si vas con ellos cerrados, la ostia, duele más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario