L.

L.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Si me olvido del sonido de tu voz, no tengo donde agarrarme

Si tú ya no sientes lo mismo dímelo pero prométeme que me recordarás. Estando tan lejos es difícil de arreglar. Desde el primer día supimos que no iba a ser fácil, que los días iban a pasar y que un día menos para volver a encontrarnos equivaldría a un día más sin vernos. Los primeros días creímos que todo iba a ser más sencillo, hablar durante horas y esperar que el día pasara. Hasta que ya no hablamos, hasta que ya los ''estoy deseando que llegue el verano y que vengas'' se convirtieron en ''¿qué tal te va? parece que te has olvidado de mi'' Y eso solo es el principio. Solo van casi 3 meses de 6 que quedan, mínimo. Y yo no puedo hacer otra cosa que intentar convencerte de que por aquí mi vida continúa pero una parte de mi sigue estancada en aquella piscina, en aquella noche. Pero no me lo pongas difícil, no puedo luchar yo sola por algo. Ya no sé a que motivo agarrarme, ya tengo dudas de si en realidad quiero volver allí, ya se me está olvidando tu voz  y tu risa y no sé de donde sacar las fuerzas para esto..


''Es despertarte cada mañana y ver que no está, o buscar en tu móvil y ver que hace meses que ya no llegan esos mensajes, o que cuando habláis ya no te sale ese brillo en los ojos, o esa sonrisa feliz. Es ver parejas por la calle y pensar ''si yo estuviera así con él..'' es escuchar esa canción que hablaba de vosotros y que se te hunda el pecho y se te empañen los ojos. Quedarte embobada mirando sus fotos y que te empiecen a bombardear recuerdos en la cabeza, o escribir su nombre sin querer, o dedicarle sin darte cuenta cada frase, cada canción.. Eso es echar de menos, joder. Lo demás es fingir que te falta algo que en realidad nunca quisiste. Te echo de menos''

No hay comentarios:

Publicar un comentario