L.

L.

miércoles, 2 de enero de 2013

La manía de llamarnos niñato y niñata el uno al otro, no queremos estar juntos pero no podemos estar separados, me echas de menos, se te nota cada vez que me preguntas cuando volverás a verme. Déjame decirte que yo a ti también, y que a veces te odio. Porque eres un niñato, un imbécil, un asqueroso y un borde. Si, vale. Un borde guapisimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario