L.

L.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Go hard

Si te sirve de consuelo, yo soy de esas que tampoco llegan a aprender a vivir sin algo. De las que las cosas se le clavan dentro, muy dentro y la cicatriz no se cura, simplemente se tapa. De las que se acostumbran a todo, de las positivas, de las que ríen hasta cuando quieren llorar, de las que dan y dan, de las que quieren con el corazón y aprenden a hacerlo con la cabeza. Si te sirve de algo, yo tampoco soy perfecta. Créeme, lo se con certeza, pero tampoco es que pretenda serlo. He aprendido que las cosas son como son por algo, que si es así, pues así, y si cambian, bienvenido sea el cambio. Que la filosofía de vida que cada uno lleva, para uno mismo siempre tiene que ser la correcta. Si tú no tienes tus propios valores, ¿quien lo hará por ti? La mía es que la vida de soltero es la ostia y no hay mejor sensación de libertad que hacer lo que quieras. Pero que adoro estar enamorada de la manera en que lo estuve. Por eso no me da miedo ni una cosa ni otra. Sonrío sin esfuerzos y eso me encanta, soy muy gritona, me encanta tener las uñas largas y las penas bien cortas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario