L.

L.

viernes, 1 de marzo de 2013

Pero cuánto le quise.

Por ti y por mi. Por los dos. Se que quizá me puedo equivocar, o que debería haber hecho esto antes. Pero ya no puedo seguir así. No puedo. No tengas la menor duda de que te quiero, de que eres una parte de mi vida muy importante, de que jamás pensé que pudiera depender de ti de la manera en la que lo hice tanto tiempo. De hecho, he estado tan enganchada a ti que no me ha importado nada, absolutamente nada cuando quería verte, hablarte, escucharte.. Pero nunca hemos estado de acuerdo en un par de cosas. Ni en tus mentiras, ni en las meteduras de patas de ambos. Porque las decepciones se acumularon, me cansé de que contaras tus versiones. Los dos hemos cometido muchos errores y quizá el mío haya sido haberte hecho creer que estaba dispuesta a todo por ti. Y no estabas equivocado, porque en realidad lo estaba. Pero ya no. Lo siento, pero ahora ya no quiero más besos, ni más palabras bonitas, ni más nada para luego acabar mal. Como siempre. Por eso, quiero decirte que te quiero, que te quiero y que te he querido muchísimo. Pero ahora vas a seguir tu camino, y yo el mío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario