L.

L.

miércoles, 10 de abril de 2013

Que alegría, que buen día

Y es que cuando las cosas van bien simplemente no hay palabras. Pasas de hablar a hacer. De los dichos a los hechos. Son los besos, los abrazos y el olor de la colonia que se te queda por las tardes. Es el momento de disfrutar, de ser feliz, igual que siempre, pero más a lo grande, con más calma. Porque vivir deprisa siempre estuvo entre mis planes, y lo sigue estando, pero no con tanta. Paciencia, sonrisas y muchos muchos abracitos. La vida es más bonita cuando la miras sonriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario