L.

L.

domingo, 13 de octubre de 2013

Te quiero

No me preguntes porqué, ni cómo, ni cuánto, porque no sabría explicártelo. Ni me preguntes cuando empecé a hacerlo, ni donde, aunque el donde si que lo se. Porque tampoco entenderías exactamente como fue el momento en el que supe que yo te quería a ti y a nadie más, que lo único que necesitaba era tenerte y que me daba igual el resto del mundo si yo iba agarrada de tu mano. Me enamoré, y no hay mucho más. De ti, y de tus tonterías, de tus mentiras piadosas para picarme, de tu risa, de tu acento, de tu carita, de tus palabras, de tus besos, de tus caricias, de cómo te ponías nervioso, de cómo te entraba la mala ostia jugando al padel, de tus gritos, de tu voz, de tu pelo, de cuando te quedabas en silencio, de cuando te emocionabas por lo que te escribía, de cuando me enfadabas y me contentabas en menos de 10 segundos.. Me enamoré de ti de una manera que asusta y te quise de una forma que nunca volveré a querer a nadie que no seas tú. 
Mira, yo te quiero tal como eres, yo te espero tal y como ya he hecho y soporto todo esto de la única manera que se. No es fácil, lo sabemos los dos, es imposible llevar una única vida juntos de esta manera y lo entiendo, créeme porque he sido la primera que falló en todo esto, pero te quiero y eso no hay manera de borrarlo. Yo estaré esperando el tiempo que haga falta hasta que pueda volver a decirte que te quiero cada día, cada tarde y cada noche. Solo quiero que sepas que cuando estaba contigo era la persona más feliz del planeta, que cuando hablamos no hay nada que me guste más que saber que me echas de menos y que por encima de todo estás tú, desde el 4 de Julio eres lo más bonito de mi vida y solo espero que no dejes de serlo nunca..

No hay comentarios:

Publicar un comentario