L.

L.

martes, 31 de diciembre de 2013

No pasa nada, estamos hechos el uno para el otro

En todas las palabras, mil caricias y miradas tu me dabas lo que nadie me dio en mi vida, tu recuerdo me consuela, me desvela, me envenena tanto cada día, qué haría si te pierde este pobre corazón.. 
Y no me crees, cuando te digo que la distancia es el olvido no me crees, que en el olvido estoy contigo aunque no estés, y en cada día, cada hora, cada instante pienso en ti y no lo ves, y no me crees cuando te digo que no habrá nadie que te quiera como yo, cuando te pido que en el olvido no me dejes sin razón, entretenerme en el recuerdo es el remedio que me queda..


No hay comentarios:

Publicar un comentario